marc-najera-Cj2d2IUEPDM-unsplash

LOS HÁBITOS PARA SER FELIZ

Autor: Carolina Collado

Soy de la opinión de que no se puede dar por inaugurado al 100% el nuevo año hasta que
no comienza la rutina del primer lunes “oficial” del año nuevo. Esa rutina que conlleva todo
lo que se arrastra del 2022; prisas, trabajo, colegios, pareja, familia, amigos, estudios,
deporte, hobbies?…


Y cuando parece que ya no caben más actividades en nuestras 24 horas cotidianas, nos
sorprendemos aprovechando esa energía que tienen los nuevos comienzos para
plantearnos los propósitos de año nuevo y formularlos con la esperanza de que la vida nos
vaya este año un poquito mejor, seamos un poquito más felices y podamos hacer también
más felices a los demás.


Porque al final, se trata de eso, de Felicidad.


Y, sin embargo, aun siendo la felicidad la mayor de las aspiraciones, muchos de nosotros ya
estamos cansados de ir endosando propósitos de un año a otro, con los mismos
autoengaños de siempre: el lunes que viene, el mes que viene, para el verano, mejor para
el invierno y así hasta que llegue otro nuevo diciembre en el que nos lo propongamos “esta
vez de verdad” para el siguiente año.


Un bucle interminable de deseos sin cumplir y frustraciones que arrastrar, en el que vamos
posponiendo nuestra felicidad año tras año. Porque aunque pienses que no, en cada
pequeño cambio que todavía no has conseguido realizar en tu vida, se esconde un pedazo
de tu propia felicidad, ¿por qué otro motivo, si no, los querrías realizar?


¿Cuáles han sido tus propósitos para este año?


Quizás, si supieras cómo dedicarle más tiempo y tener más paciencia con tus hijos, te
sentirías mejor y serías más feliz (probablemente, ellos también). A lo mejor, si pudieras encontrar la forma de poner límites a tu jefe de equipo sin cohibirte, estarías orgulloso de ti, podrías trabajar mejor y serías más feliz. Tal vez, si encontraras la voluntad para mover el cuerpo cada día, aumentaría tu salud, tu bienestar y tu felicidad.

Tan fácil o tan difícil.

Sobre todo cuando vemos que sí, que hay personas que consiguen lo que se proponen, en
cualquier época del año. ¿Cómo puede ser? La respuesta es tan obvia cómo sencilla: si hasta ahora lo que has hecho no te ha dado resultados, no sigas haciendo lo mismo.

Es cuestión de hábitos:
“Si los que tienes no te funcionan, cámbialos por unos nuevos”

No hay que seguir haciendo lo que no funciona, lo que no te hace feliz, aunque ahora
sientas el cuerpo rebosante de fuerza de voluntad tras el parón y los excesos navideños, no
la malgastes y empléala de forma razonable. Elige tu actitud para conectar, no con el hacer, sino con el beneficio que dicho hábito traerá a tu vida, con la persona en la que te convertirás cuando lo consigas: una persona que será, definitivamente, más feliz.


“La Felicidad, se puede convertir en un hábito.”

Las personas que van consiguiendo metas y creciendo a lo largo del tiempo, han sido
capaces de dos cosas: tener una Actitud Inteligente y unos Hábitos Efectivos, que les han
proporcionado una vida más satisfactoria y feliz, sin necesidad de esperar al cambio anual
de dígito para proponérselo.


Una Actitud Inteligente, para dirigir tu energía de la forma que más te favorezca en cada
ocasión, lo que implicará preguntarte en cada momento:

“¿Qué me beneficia más en las circunstancias en las que me encuentro?”

Esta pregunta te permite conectar con la situación y su respuesta, conseguir lo mejor de
ella. Nunca olvides que la actitud, es la decisión más importante que tomas a diario, ya que
será la energía con la que afrontarás las circunstancias del día.


También necesitarás unos Hábitos Eficientes que te permitan sentirte más satisfecho con
tu vida.


Convertir la Felicidad en un hábito.

La primera pregunta que te vendrá a la cabeza es:
“ Si la Felicidad es un estado del Ser,
¿Cómo podemos lograrla con el Hacer que implican los Hábitos? “

Para convertir la felicidad en un hábito, deberás desarrollar el hábito de ser feliz.


Lo podrás hacer, independientemente de cuáles sean tus propósitos para este año,
introduciendo en tu rutina ciertas acciones. Para convencerte de ello, te diré que te
ayudarán a sentirte mejor, ya que activarán en tu cuerpo las hormonas de la felicidad, que
no requieren de gran esfuerzo y que no tienes nada que perder al intentarlo, porque todas
ellas son parte de los hábitos que tienen en común las personas felices:


1- Empecemos por buscar momentos en el día para apreciar lo que se tiene y agradecer
por ello a diario. El hábito del agradecimiento activa la Serotonina en tu cuerpo.
2- Decidir tener una actitud inteligente y optimista para poder ver las oportunidades de
cada situación negativa y desarrollar la Resiliencia.

3- Las relaciones sociales son fuente de felicidad al activar la oxitocina, establezcamos
vínculos significativos
con los demás y huyamos de relaciones superfluas.
4- Practicar el perdón, te permitirá liberarte del veneno que supone el rencor a los demás
para poder llenar ese hueco de paz y felicidad.
5- El compromiso con las metas y retos, activa en nosotros la dopamina, nos ayuda a
crecer personalmente.
6- Honrar y respeta tus valores, la brújula de la vida y fuente de la motivación.
7- Honrar y respetar tu cuerpo, santuario de la salud: una dieta saludable, deporte
regular y cuidado emocional, a ello te ayuda la hormona de la Serotonina.
8- Fluir, busca experiencias que te hagan perder la noción del tiempo, practicar hobbies…

Estos son solo algunos de los doce hábitos que recogió la profesora de psicología Sonja
Lyubomirsky, en su teoría sobre las doce actitudes que tienen en común las personas
felices, por lo que incorporarlos a tu vida cotidiana aumentará, sin duda, tu felicidad.


Los Hábitos que debes evitar


Mientras implementas estos hábitos, aprovecha la ocasión para desterrar algunos otros que
perjudican tanto tu bienestar físico como mental; evita en tu vida todos los que impliquen
miedo
: miedo a decidir, miedo a cambiar, miedo a emprender, miedo a crecer… el miedo
roba felicidad.


Tenemos miedo cuando nos ceñimos a las expectativas de los demás, cuando nos
comparamos con el resto, lo que nos lleva a estar preocupados constantemente en vez de
estar ocupados en buscar soluciones en aquello que realmente depende de nosotros.
El miedo nos lleva a muchos a caer en el engaño de la perfección, alimentando nuestra
ansiedad y estrés en un intento de proteger nuestra autoestima por el miedo a no ser
suficientes y a no cumplir expectativas ajenas.


Y lo mejor, para el final: hay un hábito, que es incompatible con el miedo y directamente
proporcional a la felicidad:


“La Curiosidad, el mejor hábito para ser féliz.”


De ello habla la maestra de la curiosidad, Teresa Viejo, que trabaja incansablemente para
lograr un mundo con más personas felices a través de despertar la curiosidad en ellos:


“La curiosidad es la cualidad más valiosa hoy en día porque es la mayor vacuna
contra el miedo”


Desarrollar la curiosidad cómo hábito fundamental, mantiene encendida la chispa de la vida.

¡Únete a nuestra comunidad! Tienes la oportunidad el próximo 17 al 20 de Marzo, de
disfrutar del Festival Mundial de la Felicidad que se celebrará en Zaragoza y al que podrás
asistir tanto de forma presencial cómo online.


¿No tienes curiosidad?


¡Te deseo un feliz año nuevo 2023!

Carolina Collado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *