Comunidad del Año – Comunidad de Enfermería y Cuidadores

“Cuídate”. ¿Cuántas veces has utilizado esta expresión? La pandemia de coronavirus ha creado unas circunstancias sin precedentes que afectan a todo y a todos, tanto que, de repente, esta expresión común empezó a tener un significado mucho más profundo.

A medida que el virus sigue propagándose, muchas cosas han cambiado, incluida la forma en que prestamos servicios de enfermería y cuidados a los demás en estos tiempos difíciles. Muchas enfermeras y cuidadores tomaron medidas sobrehumanas para cuidar y prestar cuidados durante la pandemia mundial, a menudo cuidando menos de sí mismos y más de los demás: extraños, seres queridos y miembros de la comunidad. Las enfermeras y los cuidadores se vieron obligados a trabajar en condiciones adversas, con poco personal, sin dormir, aislados de sus familias y mucho más, y a pesar de todo, siguieron acudiendo.

Desafíos para el personal de salud en la pandemia

Cuando comenzó la pandemia de COVID-19, algunos acababan de empezar su carrera, mientras que otros eran unos veteranos. Sin embargo, arriesgaron sus propias vidas para estar al lado de sus pacientes en medio del miedo, el dolor, la esperanza y la angustia. Hicieron frente a sus miedos y ansiedades, se lanzaron a numerosas tareas, a menudo trabajando sin el equipo de protección personal, todo ello mientras mantenían la esperanza y rezaban para que cada uno de sus pacientes sobreviviera.

Además, las enfermeras y los cuidadores tenían que desempeñar un papel adicional de apoyo emocional a sus pacientes y a sus familias. En muchos casos, tuvieron la difícil tarea de ayudar a las familias a despedirse de sus seres queridos por teléfono o videollamada. El desgaste emocional que tuvieron que soportar fue tremendo y conmovedor.

Estas condiciones desafiantes con numerosas dificultades, las nuevas formas de trabajo y la implacable pandemia de COVID-19 han creado una tormenta perfecta que ha afectado gravemente al bienestar emocional y psicológico de las enfermeras y los cuidadores. De hecho, en este entorno pandémico actual, investigaciones recientes han demostrado que las enfermeras se ven sustancialmente más afectadas que los médicos por el estrés, la ansiedad y la depresión. Esto se debe principalmente a que las enfermeras y los cuidadores son los que más tiempo pasan con los pacientes. También experimentan de forma desproporcionada cualquier cambio en los protocolos y procedimientos, la gran carga de trabajo, la escasez de EPI y los turnos prolongados. Por no hablar del miedo a infectarse.

Mejoras en el sistema de salud a partir del COVID

Pero a pesar de todo esto, la pandemia ha impulsado cambios en la asistencia sanitaria y en su entorno de trabajo, que las enfermeras y los cuidadores acogieron con los brazos abiertos. El resultado fue un nuevo entorno de innovación y colaboración, en el que se quería y se valoraba la libre circulación de ideas. 

A esta comunidad de personas valientes y solidarias se les ha pedido lo inimaginable. Han llevado sus cuerpos y mentes al límite para salvar vidas y han apoyado a los pacientes y sus familias cuando mantener la vida era imposible. Por esta razón, y por muchas más, nos complace verlos como uno de los galardonados de los Premios Mundiales de la Felicidad 2022. 

Con nuestro Premio Mundial a la Felicidad de la Comunidad, estamos reconociendo a una institución, organización o grupo de individuos que tienen un impacto profundamente positivo en su comunidad. Creemos que se trata de una comunidad de personas que merece ser elogiada. Únete a esta celebración de personas y comunidades que hacen de este planeta un lugar mejor para todos.

Compartir

¿Qué estás buscando?

Categories

World Happiness Fest 2022

Haga clic aquí para más información

Te puede interesar

suBscribete

Te mantendremos informado sobre descubrimientos nuevos y significativos.